cena para dos. a nombre de 'comunicación', por favor. - sin_título
15558
single,single-post,postid-15558,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

30 Oct cena para dos. a nombre de ‘comunicación’, por favor.

pedí que nos guardaran esta mesa. la parte central del restaurante suele prenderse bulliciosa cuando dan las diez. así estaremos tranquilos, hablando de lo nuestro, sin intromisiones ni griterío. al fin y al cabo uno no echa a andar un proyecto todos los días. proyecto, idea, empresa, compañía, start up, aventura, agencia, negocio: no he decidido el nombre que habré de ponerle en mi cuaderno a lo que vamos a hacer tú y yo el próximo año.

sí, pediremos varios platos al centro. lo dejamos en tus manos, bruno, como siempre, claro. ¿un blanco para empezar? vale.

antes de que empieces permíteme detenerme en lo que para mí es el capítulo cero, en el piloto de esta serie, en el suelo sobre el que vamos a construir. vamos a hablar algo de la comunicación. déjame que piense en el aire que tendrá la agencia, en la ropa que deberíamos llevar, en el espacio para trabajar, en el nombre de lo que vamos a ser, en el aspecto del nombre que vamos a vestir, en su logo y desarrollo, en su imagen corporativa, en saber si queremos o no ser corporativos, en los equipos que tendremos, en si usaremos o no fondos de escritorio, material de oficina. permíteme que reflexionemos en voz alta sobre el tipo de discursos que querremos dirigir en nuestra primera junta de accionistas, en el tono que tendrán nuestras notas de prensa, en la aniquilación o no de las notas de prensa, en ver cómo queremos estar en las redes sociales, en decidir que tenemos que decir online, cuánto de offline es lo que haremos, cómo de mucho o nada deberemos dividir lo on de lo off. y déjame que te enseñe esta web de este jugador de golf, es lo mejor que he visto en años. mejorémosla en la nuestra.

llevaremos corbata, yo creo. lograremos una oficina que todos querrán visitar, se terminaron las reuniones en cafeterías. yo me encargo de los mensajes que tenemos que saber transmitir como marca, yo pienso en las palabras adecuadas para plasmarlos, yo dibujo ese mapa con cien expresiones que hablen de nosotros, yo me ocupo del argumentario defensivo, de deshacer las injurias de la competencia. todo es importante. el trato con los medios también: dejémosles trabajar, ayudémosles, respetémosles. de ese modo sólo serán los demás los que les traten como bobos.

antes dije marca. no sé si quiero ser una marca. el branding es todo pero es bastante nada también. a lo peor si pensamos en la marca primero, y seguimos pensado en la marca después, con el logo, las aplicaciones y todo eso, lleguemos cansados luego al trabajo de verdad. la marca es clave para comunicar, ya sé ya sé, pero todavía hay algo más determinante: lo que hagas, lo que puedas transformar la realidad, lo que puedas resolver la situación. aunque te llames feo, aunque te pinten feo, con pantones feos y trazo grueso quiero decir.

perdona, no te he dejado hablar. pero es que creo que deberíamos empezar por la comunicación si queremos ser socios de un proyecto precioso en el futuro. me da un poco igual que se trate de un business, un matrimonio o un equipo de bolos.

Ah mira, ya viene el vino. ¿brindamos?

 

 

No Comments

Post A Comment