el detalle, un ángulo. - sin_título
15468
single,single-post,postid-15468,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

08 Ago el detalle, un ángulo.

qué difícil es impartir clase. también de comunicación, claro. y mucho más si ésta ha de ser práctica y si quiere ser útil ha de incluir mundo real y ejemplos tangibles dentro. la razón es bien sencilla, al menos desde mi punto de vista: no es igual el tiempo de una clase que el reloj de un producto, de una idea, de un proyecto, de una compañía. no es posible por tanto mostrar en una sola clase de pocas horas todo el tiempo consumido, masticado, paseado, observado, pensado, soñado, manoseado, retorcido, que habitualmente vive detrás del germen de un plan de comunicación acerca de cualquier reto que caiga en nuestras manos.

istanbul-168774_1920

el periodo preciso para encontrar un ángulo, para apreciar ese detalle sobre el que deberíamos comenzar, es creo yo un largo paseo. o una breve colección de ellos. es el aire que inspiramos y expiramos durante una temporada complta de mad men obra maestra. hay que mirar mucho. anotar, tachar. hay que ser la marca, saber escuchar y escucharte, vivir, para poder comunicar algo luego. trabajar en un plan de comunicación es transitar extraviado por las salas de la exposición, mirar y mirar sin ver ni entender muchas pinturas, pensando qué rasgos compartirán muchos de esos lienzos, a qué movimientos estarán adscritos, por qué están allí esas historias, hablando y valiendo lo que dicen que hablan y cuestan los señores del mercado.

el origen del plancom eres tú en silencio, perdido entre pinturas, en un museo inesperado, sin brújula ni audioguías.

entonces aparece un cuadro y haces foco. y esa obra número mil doscientos tres es tu piedra número uno, la clave, un detalle importante, el ángulo posible sobre el que cimentar tu comunicación, o el posicionamiento que espera el comité de dirección, o el tono que tal vez necesite esa marca o esta estrategia que llevabas tantas noches rumiando.

así es que por favor si eres alumno no preguntes en clase por un plancom exprés para tu idea: no hay tiempo suficiente para saberlo. así es que por favor si eres profesor no ofrezcas bobas soluciones de comunicación exprés para cada petición de tus alumnos: muchos errores prematuros, pronunciados con más o menos soltura, no son mejor que saber guardar silencio, recetar tiempo, aprender a esperar-pensar para resolver y ejecutar luego.

No Comments

Post A Comment